Conforme su actual Plan Estratégico Institucional (2015-2019) FESPAD ha definido para este período, intervenir en una realidad que representa grandes retos debido a la complejidad de los problemas y actores que intervienen en situaciones estructurales que afectan la vida de las grandes mayorías de nuestro país. Situaciones como la seguridad ciudadana; el sistema de justicia; la justicia fiscal, económica y social y la transparencia estatal (identificadas como nuestros resultados esperados), constituyen problemáticas aún no resueltas por el Estado porque confluyen muchos intereses alrededor de las mismas, en donde instituciones y/o personas con distintos niveles de poder, influencia o posición, buscan incidir de forma positiva o negativa, según sean sus intereses.

FESPAD plantea para los próximos cinco años contribuir a que las organizaciones sociales, comunitarias y víctimas desarrollen sus capacidades de incidencia y de recuperación de espacios para transformar la relaciones inequitativas de poder imperantes. Se considera que en la medida que se impulse el cumplimiento progresivo de los derechos humanos se logra contribuir con la construcción del Estado Constitucional, Democrático y Social de Derecho1 y se tiende a mejorar los niveles de vida de la población.

Nuestros/as destinatarios/as

FESPAD distingue:

Usuario/a: quien hace uso de un servicio.

Destinatario/a: con quienes nos une un destino. Son víctimas de violaciones a los derechos humanos y en condición de vulnerabilidad, generalmente articulados en colectivos y organizaciones con quienes se desarrollan procesos de empoderamiento o incidencia para el cambio, y con quienes se establecen alianzas de mediano y largo plazo.

Nuestros principales destinatarios son:

Programas

      • Líderes de comunidades urbanas y rurales aglutinadas en el Movimiento Nacional en Defensa de la Tierra de las Comunidades Indígenas, Campesinas y Urbanas de El Salvador –MOVITIERRA.

      • Líderes de comunidades urbanas y rurales en situación de riesgo por la violencia.

      • Organizaciones sociales y de derechos humanos

      • Sindicatos del sector público y privado aglutinados en la Mesa Permanente por la Justicia Laboral.

      • Concejos Municipales de Prevención de la Violencia

      • Niñas, niños y jóvenes en comunidades rurales y urbanas en situación de riesgo o que son víctimas de violencia.

      • Jóvenes privados de libertad

      • Periodistas comunitarios o de medios alternativos

      • Víctimas (violaciones de derechos humanos, de la violencia y de actos de corrupción).

Áreas generadoras de ingreso

      • Abogados/as, notarios y estudiantes de Derecho

      • Profesionales

      • Empleados públicos y municipales

      • Universidades

      • Librerías

      • Organizaciones sociales

Cambios proyectados

Se pretende contribuir a generar nuevos paradigmas en la solución del problema de la violencia, más allá de las respuestas represivas. Para ello es necesario que la población esté informada y se concientice y que las instituciones de seguridad asuman una filosofía de seguridad ciudadana democrática. Es importante que se visibilice la forma diferente en que la violencia afecta a hombres y mujeres.

Para ello FESPAD se plantea una amplia intervención a nivel nacional e internacional tanto con las comunidades, como con las instituciones de seguridad y con espacios nacionales e internacionales relacionados con el tema de seguridad ciudadana. El abordaje es multidisciplinario, desde el campo del Derecho, pero fundamentalmente desde el dialogo social, la cultura, la prevención de la violencia y la justicia restaurativa.

Se pretende generar un sujeto social hasta ahora ausente en el control y seguimiento de la administración de justicia: las víctimas y los usuarios de los servicios de justicia. A pesar de los problemas en la administración de justicia, son pocos los avances en materia de transparencia y superación de la impunidad. Se espera que la articulación de organizaciones sociales y de las víctimas ejerza contraloría social de la justicia para superar la situación de impunidad.

Se pretende generar desde FESPAD un monitoreo sistemático del sistema judicial que permita trabajar también a nivel de operadores del sistema de justicia como con la Corte Suprema de Justicia en la identificación de los problemas y vacíos y generar propuestas. Se pretende generar cambios para superar las situaciones de discriminación que caracterizan al sistema judicial.

Se pretende contribuir al desarrollo de los derechos económicos sociales y culturales, a través de la articulación del movimiento social en base a una agenda común. Un punto importante en esta incidencia es el tema del sistema tributario, cuya transformación es necesaria para una redistribución justa de las cargas impositivas.

FESPAD intervendrá trabajando con comunidades y organizaciones sociales para analizar al sistema tributario actual y plantear propuestas de cambios; y además, desarrollando plataformas reivindicativas en torno a los DESC y ejerciendo incidencia a nivel nacional e internacional.

Se espera que FESPAD contribuya en el período con dotar a la población de conocimientos y herramientas para la exigibilidad de la transparencia y el combate de la corrupción. Se espera que cada vez más las organizaciones y personas no sean tolerantes a la corrupción y desarrollen capacidad de denuncia, superando la pasividad que ha caracterizado a la sociedad en este tema.

También se espera contribuir a desarrollar la normativa e institucionalidad existente en materia de transparencia, impulsando áreas no desarrolladas como la participación ciudadana y la rendición de cuentas en todos los órganos del Estado.

1Este concepto hace referencia a la forma de organización del Estado de carácter democrático que se rige por un sistema normativo basado en el predominio de la Constitución y que se propone fortalecer servicios y garantizar derechos, considerados esenciales para mantener el nivel de vida necesario para participar como miembro pleno en la sociedad